El acto de intolerancia que terminó con la vida de un joven de 15 años

1 mes ago 555

Un trágico hecho conmocionó a la ciudad la noche del sábado 8 de octubre, cuando un menor de 15 años murió a manos de un grupo de hombres y mujeres que lo atacaron vilmente con un puñal en medio de un hecho de intolerancia. En el suceso, Juan Esteban Alzate fue herido de muerte con dos puñaladas en el pecho y sus dos acompañantes también resultaron lesionados.

(Le puede interesar: TransMilenio: el testimonio de joven que estaba con menor asesinado en riña)

Alzate, de 15 años, era estudiante de bachillerato en la jornada nocturna del colegio distrital Fernando Mazuera, en la localidad de Bosa. Según le contó a este diario un testigo de los hechos que acompañaba al joven, recientemente Juan Esteban había abandonado la casa de su madre, quien residía en el barrio Bosa Centro de la misma localidad. El joven se había mudado hace algún tiempo a vivir en el municipio de Soacha con su actual pareja sentimental, que también estaba presente la noche de su asesinato.  Juan Esteban Alzate era un joven que se dedicaba a estudiar y, como lo describen sus amigos y allegados, “era un muchacho juicioso y dedicado a su estudio y tenía muchos planes en la vida”.

Una mala noche

Respecto a lo ocurrido la noche del sábado 8 de octubre, el testigo señaló que ellos habían estado en el Chorro de Quevedo, en el centro de la capital, tomando fotografías y consumiendo un par de cervezas.

Sin embargo, lo que parecía una noche normal entre amigos en el centro de Bogotá terminó en una verdadera tragedia. Cuando los jóvenes llegaron a la estación de TransMilenio del sector se toparon con un grupo de personas que parecían amenazantes y en la puerta del articulado se dio el primer roce entre el presunto asesino y el adolescente.

“Nosotros sí tomamos, pero no estábamos borrachos. Bajamos a eso de las 9 de la noche a TransMilenio para irnos a la casa y cuando cruzamos la puerta del bus él sin culpa le pisó el pie a un venezolano. Ahí se armó todo el problema”, contó el testigo.

De acuerdo con el testimonio, el atacante de Juan Esteban le repitió en varias ocasiones que debía pedirle perdón por haberlo pisado, a lo que el menor se negó, pues afirmó, según el testigo, que “pediría disculpas, pero perdón no porque no había hecho nada grave”.

No obstante, el hombre fue insistente en que Alzate debía pedir perdón por haberlo pisado. Entre tanto, cuenta un testigo, los ánimos se exaltaron y entonces le pidió a Juan Esteban que se retiraran del lugar, pero que no pidiera disculpas porque no había un motivo verdadero para eso.

Juan Esteban Alzate Ceballos

Juan Esteban Alzate Ceballos es el menor asesinado en TransMilenio.

Foto:

Suministrada autoridades

La negativa del joven desató la furia del agresor y este le dijo a la mujer que lo acompañaba que tanto Juan Esteban como sus dos acompañantes “estaban buscando problemas”.

Acto seguido, cuenta el testigo, la mujer que acompañaba al agresor agarró por el pelo a la amiga de Juan Esteban y la tiró al piso exigiéndole que les pidieran perdón por el pisotón.

“Ella –la acompañante del agresor– la agarró del pelo y la lanzó hacia atrás, ahí le gritó a Juan Esteban que se fueran y que no buscaran problemas, pero cuando se dio cuenta el tipo se le había lanzado encima al joven y le clavó el puñal en todo el pecho. Ahí fue cuando el bus paró y los delincuentes se fueron”, dijo el testigo.

Pero quizá la ayuda de las autoridades no fue la más oportuna, advirtió el testigo de los hechos. “Cuando llegamos donde la policía, estos no prestaron la ayuda correspondiente, por el contrario, nos gritaron y nos dijeron que nos calmáramos. Mientras tanto, los delincuentes se escapaban. Ellos no hicieron nada y Juan Esteban no alcanzó a llegar vivo al hospital”.

De acuerdo con el reporte médico, Juan Esteban presentó una herida profunda en el tórax, mientras que su acompañante, de 35 años, tenía una herida en la cabeza. Ambos fueron llevados al hospital Santa Clara, pero Juan Estaban falleció a la 1:30 a. m.

La empresa TransMilenio aseguró este lunes que ya se habían entregado los videos de seguridad a las autoridades para iniciar con la búsqueda de los responsables del homicidio del menor.

Las estaciones de TM más peligrosas

Aunque el caso de Juan Esteban puso la lupa sobre la situación de inseguridad en TransMilenio, lo cierto es que ya se había advertido con anterioridad que las cifras delictivas en este medio de transporte no eran las mejores. De hecho, varios concejales denunciaron que los delitos allí van en aumento.

De acuerdo con la información entregada por las autoridades, los portales más peligrosos en razón al número de denuncias por hurtos y atracos son Norte y Américas; mientras que las estaciones donde más se cometen este tipo de delitos son Hospital (en la av. Caracas), Tercer Milenio, Calle 19, Calle 26, Calle 100, Terminal, Hortúa y Prado.

Según esta información, los casos de hurto tan solo en lo corrido de este año ya suman 228 reportes.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Leer todo el artículo