Esteban Restrepo y la carrera política que lo ha hecho rico

4 dias ago 7

En poco tiempo y con honorarios de servidor público, Esteban Restrepo –exsecretario de Gobierno de Medellín y candidato a la Gobernación por el partido Independientes– parece que se ha hecho a la vida de “un nuevo rico”. Con 30 años recién cumplidos anda en camionetas lujosas, viste prendas que llevan sus iniciales y un mes después de renunciar a la Secretaría de Gobierno, para ser parte de la campaña del Pacto Histórico en marzo de 2022, Esteban Restrepo compró un lujoso apartamento avaluado en unos 1.600 millones de pesos.

Aunque hay personas que tardan toda su vida en adquirir una vivienda, a Restrepo le alcanzaron los “ahorros” para comprar este apartamento en el conjunto residencial “Altos de San Michel”, en el sector Los Balsos de El Poblado. La unidad tiene piscina, salón social, gimnasio, juegos infantiles y amplias zonas verdes; y el inmueble tiene 270 metros cuadrados repartidos en un salón de biblioteca, comedor y sala independiente, balcón, cuatro alcobas con cuatro baños, cocina cerrada, cuatro parqueaderos y un depósito.

Según fuentes cercanas al precandidato, Restrepo ya vivía en el lugar en calidad de arrendatario. De acuerdo con la escritura pública, compró el inmueble por 720 millones de pesos, precio que está muy por debajo de su valor comercial, que puede llegar a ser de $1.800 millones remodelado, según un agente de bienes raíces que pidió omitir su nombre. Lo extraño es que el mismo Restrepo dice que el valor real es el de la escritura, lo que quiere decir que le dieron todo un gangazo.

Dicho negocio inició el 10 de marzo de 2022, cuando aún era secretario, y se cerró el 28 de abril, acordando que pagaba con recursos propios. Restrepo le dijo a EL COLOMBIANO que la compra es el “fruto de los ahorros de mi madre de toda su vida, junto a la venta de su apartamento (...) y ahorros de mi salario como Secretario y 7 años adicionales en los ministerios de Comercio, TIC y Concejo de Medellín. Adicionalmente, la venta de mi vehículo personal y un préstamo de $250 millones”.

Según el SECOP, Restrepo tuvo cinco contratos ejecutados entre 2014 y 2018, de los cuáles tres fueron en la Unidad de Apoyo del exconcejal Miguel Quintero Calle, hermano del alcalde Daniel Quintero.

Lo particular de la primera experiencia laboral de Esteban es que fue al lado de su padre, Fredy Arturo Restrepo Vargas, quien también trabajó para el exconcejal Miguel Quintero entre 2013 y 2015 en la misma unidad, con quien compartía funciones –según los contratos–. Los otros dos contratos fueron con el Fondo de las Tecnologías de la Información de la Comunicación del MinTic, entre 2016 y 2018. En el SECOP no se encontró ningún contrato con el Ministerio de Comercio.

Los cinco contratos suman un total de 195 millones de pesos. Además, según la última declaración de renta de Restrepo (2021), sus ingresos provenían directamente de su cargo en la Secretaría de Gobierno, y sumaba en total más de 192 millones de pesos. Las cuentas no cuadran.

Pese a que Esteban Restrepo solo ha trabajado en el sector público, entre la documentación entregada para la compra del inmueble aparece que es “empresario” de profesión y que su actividad económica es la de “negociador internacional”. Según su perfil de LinkedIn, lleva más de 7 años como empleado, la mayoría trabajados para los hermanos Quintero Calle.

EL COLOMBIANO le preguntó a Restrepo cuáles eran las empresas que tenía o había fundado para ser empresario. Respondió que “no he tenido ninguna empresa, no poseo ninguna empresa y lo dicho en la notaría es asesor de empresas.” No obstante, el documento que tiene su firma dice lo contrario y, en más de una ocasión por medio de redes sociales, Restrepo afirma ser consultor, líder comunitario y empresario.

Socios beneficiados

Hace unos meses, EL COLOMBIANO denunció que con recursos públicos se pagaba un carro que hacía las “vueltas” de Esteban Restrepo; se utilizaba para transportar familiares y a su pareja sentimental. Se trataba de una camioneta de placas GTX003 propiedad de la firma Comercial Punto Clave SAS, cuyo representante legal es Carlos Enrique García Castrillón, primo del que era el conductor de Restrepo. Además, García Castrillón es socio y accionista de Fredy Restrepo –el padre de Esteban–, en CDA Súper Motos Itagüí, una firma comercial creada en 2021 con activos por más de $100 millones de pesos; cada uno tiene acciones por más de $25 millones.

Por otro lado, está su tío Carlos Andrés Restrepo Vargas, quién actualmente es jefe de Auditoría de Emvarias, uno de los cargos más altos dentro la institución. Restrepo Vargas también fue director administrativo y financiero de Telemedellín en 2021, cuya agencia de medios está siendo investigada por la Contraloría por presuntas irregularidades en la contratación.

Desde 2021, su hermano menor Nicolás Restrepo, sin ser profesional y con menos de la mitad del pregrado aprobado, ya es contratista del Municipio de La Estrella, lugar donde la familia Quintero Calle también tiene presencia, pues Liliana Ramírez Quintero es personera del municipio y planea ser candidata a Alcaldía.

Un muchacho de Itagüí

Hace 10 años Esteban Restrepo era un desconocido en la política paisa. Quienes coincidieron con Miguel Quintero en el Concejo de Medellín entre 2012 y 2015 dicen que lo veían por los pasillos como un colaborador más, “un muchacho de Itagüí que solo creía en Miguel y cuyo sueño era ser alcalde de su municipio”.

Pocas personas conocen bien cómo se conocieron Esteban Restrepo y el hoy alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle. Entre esos pocos alguien dice: “Cuando trabajaba en el Gobierno Nacional, Daniel vino a Medellín para solucionar algunos asuntos. En esa oportunidad tuvo que regresar en carro, así que buscó alguien que lo llevara hasta Bogotá y esa persona fue Esteban, parece que la conversación salió muy bien porque a las pocas semanas se lo llevó a trabajar en el MinTIC”.

El hoy candidato a la Gobernación Esteban Restrepo se convirtió en el principal escudero del alcalde Quintero y ese rol le valió el apoyo de Independientes para contar el aval para aspirar al poder en el Departamento. Pero no siempre fue ese hombre que parece seguro.

Una fuente que hizo parte del gobierno de la ciudad hasta no hace muchos meses asegura que conoció a Restrepo cuando estaba más joven: “Un muchacho ahí normalito, no tan ‘pupi’, normal, como de estrato 4 más o menos. A él lo tuvieron que hacer de cero allá en la Secretaría: formación gerencial, tratamientos quirúrgicos, diseño de sonrisa. Él no tenía conocimientos de nada”.

Para nadie es un secreto en la Alpujarra que Esteban Restrepo se convirtió en el dandi del piso 12: conquistaba mujeres en varios pisos y en los primeros dos años –aseguran– armaba fiestas legendarias. A los medios llegó su historia de desamor con la exsecretaria Andree Uribe, hoy precandidata a la Alcaldía.

“Restrepo siempre ha alegado que la Secretaría de Gobierno no tenía presupuesto, eso no es cierto, ha tenido mucho presupuesto. A través de esa secretaría se dirigían las contrataciones de la Alcaldía: si se iban a Metroparques, a Plaza Mayor, o a Telemedellín. Muchas veces vimos cosas muy raras como Metroparques encargándose del mantenimiento de todos los jardines de la ciudad, eso era orden de Esteban, porque él manejaba los contratos desde allá. Era una feria de tercerización, y en cada una de ellas había coimas”.

Un nuevo rico, así es conocido Esteban Restrepo entre los políticos de Medellín, un hombre que de un momento a otro apareció con sonrisa perfecta, camisas bordadas con sus iniciales, grandes camionetas y un apartamento lujosísimo que la mayoría no consigue ni con toda una vida de trabajo duro.

Desde EL COLOMBIANO enviamos algunas preguntas a Esteban, las cuales publicó en Twitter, luego lo volvimos a contactar para hablar de sus inicios políticos, de cómo a punta de trabajos en el sector público ha hecho su fortuna, pero no contestó.

Leer todo el artículo