Karen, el nombre que une a humanos y gatos: por qué se usa y cuál es su significado

2 semanas ago 6
ARTICLE AD BOX

Desde las redes sociales se ha hecho eco de los memes acerca de las dueñas de mininos y ese peculiar nombre. No es solo una cuestión que se ha dado en México pues en casi todos los países latinoamericanos se ha adoptado esa curiosa costumbre.

La verdadera historia tiene como protagonistas a Scarlett y a su dueña Karen Wellen, una dupla que enterneció al mundo hace ya algunos años.

(Vea también: Trucos y consejos para lograr educar a su mascota: perros y gatos piensan diferente)

¿Por qué se usa el nombre Karen para las dueñas de gatos?

La historia arrancó en Brooklyn, Nueva York (Estados Unidos), en marzo de 1996. Un edificio abandonado se estaba incendiando, pero eso parecía importarle poco a una gata callejera que sacaba de las llamas a sus crías.

La felina llamada Scarlett fue vista por un bombero quien la auxilió antes las severas lesiones en su bigotes y gran parte de su pelaje, causadas por el fuego. Aunque la gata tenía ampollas en los ojos y no podía ver, sí pudo usar su nariz para tocar a cada uno de sus crías para cerciorarse de que estaban bien. Después de esta acción quedó inconsciente.

(Vea también: [Video] Gato golpea a periodista durante entrevista en televisión; tiró a noquearlo)

Una vez extinguido el incendio, los bomberos llevaron a la mamá y sus crías al veterinario. Allí, uno de los gatitos murió y Scarlett permaneció internada tres meses. 

Todos los gatos de la cría fueron dados en adopción y a una mujer llamada Karen Wellen le fue asignado el cuidado de Scarlett. El 11 de octubre de 2008, con más de 13 años de edad, la felina murió ya que su estado de salud era muy malo debido a problemas cardíacos y otros padecimientos.

Lee También

Significado del nombre Karen para las dueñas de gatos

La historia tuvo tanta difusión en todo el mundo que, aunque no se sabe cómo empezaron a usarse las referencias de Karen, ese nombre se apropió para llamar a las personas cuidadoras, rescatistas y dueñas de gatos.

Leer todo el artículo