Video muestra que policías habrían permitido golpiza contra presunto abusador de TM

2 semanas ago 13

La Fiscalía presentó 25 videos de cámaras de seguridad de la URI de Puente Aranda como parte del material probatorio con el que solicitó que los cinco patrulleros capturados por la muerte de Juan Pablo González sean enviados a prisión.

(Lea también: Revelan condena que pagarían los policías capturados por muerte de Juan Pablo Gónzalez)

Las grabaciones que expuso el ente acusador mostrarían cómo los miembros de la Policía que hacían parte del esquema de seguridad en las celdas vieron cómo atacaban al señalado abusador de Transmilenio, y al parecer, no hicieron nada.

Videos presentados por la Fiscalía probarían que uniformados no hicieron nada para evitar que Juan Pablo González, abusador de una joven en Transmilenio, fuera asesinado en la URI de Puente Aranda, en Bogotá, el pasado 6 de noviembre. Más en https://t.co/Kb1aG97xbf pic.twitter.com/4mfQWynI5e

— Noticias Caracol (@NoticiasCaracol) November 23, 2022

En uno de los videos se aprecia cómo cuatro uniformados permanecen afuera del baño donde estarían golpeando a González. “Miren la distancia a la que están los cuatro patrulleros, miren la visibilidad que tienen y, sobre todo, escuchan a la persona que están matando”, resaltó el fiscal encargado, citado por Blu Radio.

Policías habrían entregado al presunto abusador de Transmilenio

Varios policías habrían permitido a la banda de ‘Los Plumas’ darle la ‘bienvenida’ a González, es la tesis de la Fiscalía. La necropsia que le hizo Medicina Legal señaló que el sujeto fue golpeado hasta la muerte y el ente considera que los custodios facilitaron tal golpiza.

Imágenes de las cámaras de seguridad de la URI muestran que dos reclusos llevaron a la fuerza a González hasta un baño en el que fue golpeado. Además, se aprecia que lo regresaron a la celda (al parecer, desmayado) y todo eso habría ocurrido ante los ojos de los cinco policías.

Lee También

Por esos hechos, la Fiscalía les imputó los delitos de homicidio agravado y tortura a título de coautores por comisión u omisión. Ninguno aceptó los cargos.

Leer todo el artículo