Los jugadores realizaron un sentido gesto en modo de condena también por la muerte de la joven Mahsa Amini, detenida por la “policía de la moral”.

La indignación en Irán por la muerte de Mahsa Amini, una mujer de 22 años que estaba detenida por la “policía de la moral” por infringir el código de vestimenta islámico, llegó al fútbol.

Durante el partido amistoso entre Senegal e Irán (1-1) los jugadores del país islámico permanecieron cubiertos con una chaqueta negra mientras se interpretaban los himnos. Lo hicieron para tapar los símbolos de su país, a modo de protesta contra la represión que sufren las mujeres.

Amini fue detenida el 13 de septiembre en Teherán por lo que las autoridades consideraron un “atuendo inadecuado”. Murió tres días después en el hospital tras caer en coma, lo que provocó manifestaciones en las calles de Irán, en las que han muerto decenas de personas.

Los vídeos publicados en las redes sociales mostraban a los manifestantes coreando “mujer, vida, libertad”, mientras las mujeres quemaban sus velos y se cortaban el pelo.

Así mismo, durante el encuentro amistoso, manifestantes fuera del estadio cantaron consignas contra la república islámica. “Estamos aquí para suplicar a la Selección que por favor nos apoye en vez de estar contra nosotros”, dijo Mehran Mostaed, uno de los organizadores de la protesta, según reprodujeron las agencias.

El gesto de los jugadores iraníes le ha dado la vuelta al mundo. Sin embargo, las autoridades iraníes lanzaron este jueves una advertencia a las celebridades que apoyan las protestas desencadenadas por la muerte de una joven kurda.

“Tomaremos acciones contra los famosos que soplaron las brasas” de los “disturbios”, dijo el gobernador provincial de Teherán, Mohsen Mansouri, citado por la agencia de noticias ISNA, según recogió la agencia AFP.

John Eric Gómez

Comunicador Social-Periodista bilingüe, amante de los deportes. He trabajado en Radio Bolivariana, RCN y Telemundo. Actualmente hago parte de El Colombiano.