El gremio de transportadores indica que también hay cuatro conductores lesionados.

La situación en la vía al mar se agrava cada día por cuenta del bloqueo en el municipio de Cáceres. A la crisis que viven los cerca de 1.200 conductores de transporte de carga que quedaron atrapados en el cierre hecho por la comunidad, se suman los saqueos de los que han sido víctimas durante este viernes.

De acuerdo con la Asociación de Transportadores de Carga ATC 23 camiones fueron saqueados y dañados en los sectores de Yarumo en el municipio de Tarazá y el corregimiento Jardín de Cáceres, igual sucedió en el sector de Puerto Bélgica de este mismo municipio. La cifra de conductores heridos por la turba asciende a cuatro hasta el momento.

Pese a que se ha informado que en la zona hay personal de la Policía y del Ejército, esto no evitó que grupos de personas se abalanzaran a los camiones y comenzaran a hurtar su contenido pese a los esfuerzos de los conductores por evitarlo.

De acuerdo con Anderson Quiceno, vocero de ATC, la situación de los transportadores es desesperada y urgen al gobierno regional y nacional a que se activen todos los mecanismos posibles para lograr destrabar el bloqueo y permitir la salida de los transportadores.

Sin embargo, según indicó Quiceno, aún se está a la espera de las conclusiones de la reunión entre el ministro de Defensa y la Gobernación de Antioquia. Esto mismo fue confirmado por la Gobernación de Antioquia a EL COLOMBIANO.

Por ahora los transportadores deben movilizarse por las vías del Magdalena Medio y del Urabá, lo que representa entre 400 y 800 kilómetros más de recorrido y sobrecostos en los fletes de entre el 60% y el 70%.

Según la asociación Defencarga, cerca de 27.400 operaciones de transporte terrestre de carga han sido afectadas por el bloqueo, lo cual que arroja pérdidas por más de $120.000 millones.

Cristian Álvarez Balbín

Periodista de la Universidad de Antioquia. Al igual que Joe Sacco, yo también entiendo el periodismo como el primer escalón de la historia.