Salud mental de las familias migrantes no es un juego: cómo sanar traumas de los niños

1 mes ago 31

Tal vez la mejor manera de ayudar a los pequeños en condición de desplazamiento es a través del juego y la diversión. Eso ocurrió justamente con la serie ‘Plaza Sésamo’, que en pandemia decidió incluir dos nuevos personajes con el objetivo de educar a los niños sobre el campo de refugiados más grande del mundo y las condiciones del desplazamiento forzado.

A partir de la llegada de Noor y Aziz, dos gemelos rohingyas, los creadores de la serie intentaron crear consciencia acerca del bienestar social y emocional, además de la salud mental.

Este es un video compartido por el Canal de YouTube oficial de ‘Sesame Street International Social Impact’, en el que se puede ver a los dos personajes:

(Vea también: Blinken destacó manejo de migrantes en Bogotá: “Un modelo a seguir a nivel internacional”)

Ese es el trabajo que vienen creando entidades como la Fundación Lego y Sesame Workshop, quienes estuvieron presentes en la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York (Estados Unidos), para mostrar lo importante que es prestarle atención a la primera infancia en contextos humanitarios y de conflicto.

Allí, dejaron en claro que no son muchos los programas e iniciativas que se enfoquen en ayudar a los niños en esa etapa de vida. Coincidieron también en que para atender la salud mental y el bienestar social de la primera infancia, se le debe prestar atención también a los padres y madres.

En ese sentido, Andrés Moya fundó en 2014 el proyecto Semillas de Apego, encargado de trabajar con personas desplazadas, comunidades impactadas por el conflicto y migrantes de Venezuela, para ayudarles a los padres a convertirse en una fuente de protección emocional para sus hijos, informó El Espectador.

Lee También

Moya evidenció que el duelo y el estrés aparecen luego de una separación forzosa o de un trauma, por lo que formó una alianza con psicólogas y psicólogos del Centro de Investigación en Trauma Infantil de la Universidad de California, los mismos que desarrollaron la estrategia de ‘Plaza Sésamo’ de incluir personajes que visibilizaban a los refugiados.

De esa alianza surgió la idea de integrar los videos de personajes como Elmo y el Comegalletas, a los programas de Semillas de Apego con las familias de los migrantes.

Muchos especialistas coinciden en que urgen políticas y nuevos programas que ayuden a la población migrante (sean niños o adultos) para mitigar el impacto emocional de las carencias humanas.

Leer todo el artículo