Durante este año la violencia no se había cobrado ninguna vida en este corregimiento de Medellín. El asesinato más reciente fue el 17 de mayo del año pasado.

Una pelea por unos linderos acabó con una racha de 555 días sin un solo asesinato en el corregimiento San Sebastián de Palmitas, en el noroccidente de Medellín. Según la versión de las autoridades, uno de los implicados estaba haciendo remoción de tierra de los límites entre ambas propiedades y el otro comenzó a recriminarle por no respetar la división previamente establecida para construir un camino veredal.

Posterior a esta discusión, se escuchó un disparo, el cual dejó gravemente herido a Cristian Alexánder Medina Hincapié, de 37 años, quien estaba en su casa de descanso en la vereda La Frisola. Sus familiares lo trasladaron en su vehículo particular con el objetivo de llevarlo a un centro asistencial y en el camino, justo en la entrada al Túnel de Occidente, se encontraron con una ambulancia para que le brindara los primeros servicios, pero había fallecido en el camino.

Los hechos se registraron a las 5:30 de la tarde del pasado miércoles en la carrera 228 con la calle 116, esta zona rural de Palmitas, y el cuerpo de esta persona quedó dentro del vehículo particular, donde los agentes del CTI de la Fiscalía realizaron la inspección al cuerpo sin vida.

Según relataron los testigos, la discusión se produjo a distancia, ya que el presunto victimario se encontraba en su lindero haciendo la remoción que originó la pelea, mientras que el fallecido se encontraba en la plataforma elevada de su edificación, donde se desplomó luego de recibir el impacto.

Posterior a que se conoció el fallecimiento de Medina Hincapié, un hombre de 47 años se presentó ante las autoridades manifestando que era el responsable de este asesinato y poniendo a disposición el arma de fuego que se habría usado para este crimen. Se le iniciará un proceso judicial por el delito de homicidio.

Este es el primer asesinato que se registra en este corregimiento desde las 2:45 de la mañana del 18 de mayo del año pasado, cuando fue asesinado Iván José de la Ossa Rodríguez, de 30 años, en la vereda Potrera Miserenga en medio de un enfrentamiento con varias personas que estarían cometiendo un hurto en este sector, quienes le propinaron varias heridas con arma blanca que acabaron con su vida en el sitio.

Y es que Palmitas siempre se ha caracterizado por ser la zona más pacífica de Medellín en cuanto a homicidios se refiere. En el 2020 no contabilizó asesinatos, mientras que en todo el 2019 fueron tres casos, siendo este el año más violento en este corregimiento en décadas. En el 2018 tampoco hubo homicidios y en el 2017 fueron dos casos.

Santiago Olivares Tobón

Periodista por pasión. Me gusta contar las historias de la ciudad desde todos sus puntos de vista y mostrar lo bueno y lo malo de nuestra realidad.