Ante la alarma general de los medios, su hija Kely dio un poco de tranquilidad. El ídolo lucha contra un cáncer.

El exastro del fútbol mundial, el brasileño Pelé, fue internado este miércoles en el hospital Albert Einstein, de Sao Paulo. Según los medios de ese país, el exfutbolista no responde a la quimioterapia que le realizan por un cáncer de colon que le ha hecho metástasis en varios órganos y presenta “hinchazón” en todo su cuerpo.

En respuesta a la alerta mediática que se generó, precisamente cuando se cumple el Mundial de Qatar, su hija Kely Nascimento salió al paso y dio un poco de tranquilidad a los fans de su padre.

En su cuenta de Instagram publicó un mensaje en el que cuenta que Pelé está en el hospital “regulando medicación”.

“... Algunos de mis hermanos están de visita en Brasil. Ahora hay una emergencia o una nueva predicción nefasta. Estaré allí para Año Nuevo y prometo publicar algunas fotos. De verdad, agradecemos la preocupación y el cariño!”, señaló Kely en Instagram.

El tres veces campeón mundial con Brasil (1958, 1962 y 1970) ha tenido varias recaídas de salud durante el último año, pero los médicos han acertado en los tratamientos y regresó a su casa.

Recientemente y antes del debut en el torneo en Qatar, Pelé le deseó suerte a la Canarinha y les pidió a los jugadores retornar al país con el trofeo de campeón. “Hoy comenzamos a escribir una nueva historia. No importa el tamaño de los adversarios: tenemos que respetar y jugar cada partido con el foco de una final”, reseñó la agencia AFP sobre la publicación de Pelé en redes sociales, la cual acompañó de fotografías de su época con la Auriverde.