"Les enseñé a ahorcar": crudo testimonio de 'Martín Sombra', sobre reclutamiento infantil

1 mes ago 24

Alias ‘Martín Sombra’ habló en la JEP acerca de la forma en la que operaba la extinta guerrilla de las Farc y cómo funcionaba el reclutamiento forzado de menores en la misma.

Dio un crudo testimonio sobre cómo él era el encargado de enseñar todo tipo de accionar violento a niños que iban desde los 10 hasta los 15 años.

“Les enseñé ingeniería militar, explosivos, comunicaciones, enfermería, trincheras, partes vulnerables, cómo hacer para ahorcar a otro”, confesó ante la JEP.

Agregó que niños de 10 años eran reclutados y entrenados para cometer todo tipo de actos violentos.

(Vea tambiénJEP pide audiencia contra el coronel (r) que se alió con ‘paras’; tambalean sus beneficios).

Asimismo, indicó que reclutó una tropa de indígenas a la que le dio la instrucción de comerse a los guerrilleros que se desmovilizaran de las Farc.

“Entrené tropas que comían gente. Eso era secreto. Yo iba a entrenar caníbales para el día en que se nos torcieran los otros”, apuntó ‘Martín Sombra’ en la JEP.

Añadió que alias ‘Timochenko’ daba instrucciones para “fusilar” a los menores que se arrepintieran de meterse en las Farc.

JEP también tendrá en tribunales a ganaderos que despojaron tierras con violencia

Una de las páginas más oscuras de la guerra en el Urabá antioqueño se vivió en Tulapas, en el norte de esa subregión. Esta zona, conformada por 58 veredas repartidas entre los municipios de Turbo, Necoclí y San Pedro de Urabá, fue un bastión paramilitar a finales de la década de los noventa.

Tulapas fue un laboratorio del terror para sus pobladores, quienes padecieron, entre muchas formas de violencia, el despojo de más de 40.000 hectáreas de tierra, según cuentas de la Unidad de Restitución de Tierras.

La maraña para hacerse con fincas en la región e ir adquiriendo poder era parte de una red en la que confluían las amenazas de los paramilitares a los campesinos y el trabajo de personas como Sor Teresa Gómez, cuñada de los hermanos Castaño y cabeza administrativa de esa casa paramilitar, cuya transacción final llegaba al Fondo de Ganaderos de Córdoba, que conocía -de acuerdo con varias versiones- el fraude para hacerse de las tierras.

Este martes 6 de diciembre, exdirectivos de ese fondo y otros terceros civiles aliados rendirán testimonio colectivo ante la Sala de Reconocimiento de la JEP para explicar en detalle este patrón criminal.

Leer todo el artículo