Japón brindó un batacazo en el Mundial luego de remontar y vencer por 2-1 a Alemania.

La Selección de Japón, que cuenta con prácticamente una decena de “Bundesamurais azules”, futbolistas que juegan en la Bundesliga germana, se rebelaron en el estadio Khalifa International y protagonizaron una de las victorias (1-2) más memorables de su historia en las grandes competiciones del fútbol.

Ritsu Doan y Takuma Asano, que militan en el Friburgo y en el Bochum, respectivamente, firmaron la remontada ante Alemania de un equipo que en Rusia 2018 estuvo cerca de dar la sorpresa en octavos frente a Bélgica.

Kou Itakura, Wataru Endo, Daichi Kamada, Ao Tanaka, Maya Yoshida e Hiroki Ito son otros jugadores que se ganan la vida y crecen en el mundo del fútbol alemán.

Su entrenador, Hajime Moriyasu, avisó sobre la ambición de sus hombres en este Mundial qatarí: que con la experiencia en la Bundesliga y en el pasado torneo mundialista no salían derrotados.

El propio Take Kubo, que está desarrollando su carrera en España, de niño en La Masía, luego en el Real Madrid, el Mallorca o la Real Sociedad, advirtió que tenían que saber jugar sus cartas, cometer los menos errores posibles y tener paciencia.

Y todo se cumplió a la perfección. Cometieron un error y lo pagaron con el penalti que permitió a Alemania adelantarse por medio de Ilkay Gundogan. Pero supieron tener paciencia, resistir las acometidas de los germanos y entre su fe inquebrantable y los errores de los hombres de Hansi Flick siguieron con vida hasta que sellaron una remontada a la carrera, vibrante.

Con Doan y Asano, que comenzaron en el banquillo en el estadio Khalifa International, ante la locura de la alucinada afición nipona y la estupefacta hinchada alemana, Japón se creció tanto que acabó por llevarse el partido y hacer historia para postularse de nuevo hacia los octavos de final.

Domingo tras domingo suelen ser presa con sus equipos del poderío de Bayern Múnich y Borussia Dortmund, los dominadores de las competiciones germanas, sobre todo el primero. En Doha pudieron con una “Mannschaft” que se presentó con la base del campeón bávaro y a la que no le quedó más remedio que claudicar ante el poder nipón.

Los japoneses tienen por delante los escollos de Costa Rica y España. Con la confianza que da este triunfo ante Alemania y los consiguientes tres puntos los “samurais azules” han presentado su candidatura por lo alto.

Japón disputa su séptimo Mundial consecutivo y es una de las potencias principales de Asia. Los cuartos octavos de su historia están a la vista, luego de su gesta.

Síntesis

Alemania 1 - Japón 2

Estadio: Khalifa International.

Árbitro: Ivan Barton (El Salvador).

Asistentes: David Morán (El Salvador) y Zachari Zeegelaar (Surinam)

Asistencia: 45.000 espectadores.

Alemania: Neuer; Sule, Rugiger, Schlotterbeck, Raum, Kimmich, Gundogan (Goretzka, 67’), Musiala (Goetze, 79’), Gnabry (Moukoko, 90’), Müller (Hofmann, 67’), Havertz (Fullkrug, 79’).

DT: İHans-Dieter Flick.

Goles: İlkay Gundogan (33’ de penalti).

Figura: Neuer.

Japón: Gonda; Sakai (Minamino, 75’), Yoshida, Kou Itakura, Nagatomo (Mitoma, 57’), Endo, Tanaka (Doan, 71’), Junya Ito, Kamada, Kubo (Tomiyasu, 46’), Maeda (Asano, 57’).

Goles: Doan (75’) y Asano (83’).

DT: Hajime Moriyasu.

Figura: Asano.