El seleccionado de Japón está intentando superar los octavos de final por primera vez en sus particiones en la Copa del Mundo.

Los japoneses son personas ordenadas, metódicas y que sienten un profundo respeto por las normas que rigen la sociedad. Esto se debe a que su cultura está basada en el pilar del confucianismo que es la armonía, tanto social como familiar. Ellos son contenidos, no se dejan llevar pos sus emociones.

Sin embargo hay contextos en los que es más difícil contenerse como un partido de fútbol, donde las emociones por lo general se desbordan; más cuando el seleccionado de su país triunfa en el Mundial de Qatar 2022 frente a uno de los favoritos históricos a llevarse el título.

Pero los japoneses fueron inflexibles. Sí, celebraron el histórico triunfo 2-1 sobre el seleccionado de Alemania en su primer partido de la Copa del Mundo de Qatar, pero lo hicieron con el orden que los caracteriza. Los que estuvieron en el estadio agitaron la bandera grande que tenían en la tribuna. Lo hicieron por un par de segundos; luego regresaron a la calma.

Esos mismos japoneses fueron los que, cuando se terminó el duelo, se quedaron en las tribunas, con bolsas plásticas en la mano, recogiendo la basura que los otros aficionados dejaron en las sillas y pasillos del estadio Internacional Jalifa.

Pero no solo ellos celebraron. Lo nipones que se quedaron en su país, hicieron una particular celebración y se tomaron, cada que el semáforo estaba en rojo, las calles del cruce de Shibuya, una intersección ancha, con cebras grandes marcadas en el asfalto por el que cruzan en las hora “pico” entre 1.000 y 2.500 personas cada día, según datos la página web Japan.travel.

En un video que se volvió tendencia en redes sociales, un grupo grande de aficionados japoneses, con banderas del país, palos en la mano, y camisetas de la Selección, salieron a celebrar en el cruce de Shibuya. Llenaban la calle cuando el semáforo estaba en rojo.

Allí saltaban y se abrazaban. Siempre pendientes del cambio a verde de la señal de tránsito, para regresar a las aceras contiguas y que los carros pasaran con normalidad.

¿Celebrar en la oficina?


Pero no solo se hicieron famosos los videos celebrando en las calles, también en Twitter se difundió un clip en el que una cámara escondida muestra cómo festejaron uno de los goles de Japón ante Alemania mientras estaban en su jornada laboral.

Un grupo de hombres, todos con el tapabocas puesto en su rostro, estaban mirando los televisores de su lugar de trabajo mientras estaban sentados en sus puestos.

Lo curioso es que cuando el cuadro nipón marcó el tanto que le dio la victoria, ellos en lugar de pararse, saltar, abrazarse, volverse locos por el triunfo, solo aplauden por un par de segundos y luego continúan en sus tareas laborales, ajenos a las mieles del triunfalismo, propio de los futboleros.

Tal vez Japón no gane el Mundial de fútbol, pues no es una de las favoritas para llevarse el título; sin embargo la huella de los aficionados nipones con su orden y respeto a las normas, pasará la historia del deporte rey, sobre todo lo que hizo en la Copa del Mundo de Qatar 2022.

Brandon Martínez González

Estudiante de periodismo de la Universidad de Antioquia. Interesado en el periodismo narrativo y los deportes.