La modelo se pronunció en redes sociales luego de una difícil semana.

El pasado martes el futbolista brasileño Dani Álves fue enviado de manera preventiva a un centro penitenciario por un presunto caso de agresión sexual, ocurrido el 30 de diciembre en Barcelona, en las que hay pruebas muy contundentes contra el exjugador del equipo culé.

Una semana después, en medio de tanta especulación, la modelo Joana Sanz compartió con sus seguidores unas historias en Instagram donde les agradeció el apoyo recibido.

Sanz ya había enviado un mensaje después de la detención de su esposo pidiéndole el favor a la prensa que le respetaran su espacio personal debido a que sufría de un momento muy difícil en su vida por el fallecimiento de su madre una semana atrás.

En las más recientes horas, volvió a pronunciarse sobre lo ocurrido manifestando: “He querido hacer este video para que me vean, porque sé que mucha gente que está muy preocupada, ahora tengo un momento de calma dentro de toda la tempestad que tengo encima y quería aprovechar para agradecer de palabra a tantas personas que me están apoyando”, señaló Sanz tras contar que ha recibido cientos de mensajes de apoyo de sus fans.

Por ahora, el panorama para Álves es complicado, puesto que cada vez encuentran pruebas más sólidas que lo incriminan, como la reciente descripción de la joven sobre un tatuaje que tiene el jugador en sus zonas íntimas y los videos de la discoteca, esa noche de diciembre.

El Colombiano