La empresa pidió que se levante la manifestación; líderes de la misma piden que se cumplan compromisos sobre mejoramiento de vías, apoyo a campesinos y otras acciones en beneficio de los pobladores.

Una nueva manifestación ciudadana comenzó en la mañana de este jueves en una de las zonas de ingreso a las obras principales de Hidroituango, liderada por pobladores de Toledo e Ituango, quienes protestan ante los incumplimientos que, según denuncian, ha tenido EPM con los acuerdos pactados en octubre pasado, referidos a acciones en beneficio de las comunidades ubicadas aguas abajo del proyecto, como mejoramiento de vías, acceso a agua potable y apoyo a los campesinos.

Desde las 5:00 de la mañana unas 10 personas llegaron al lugar y atravesaron una bandera de Colombia para impedir, de forma pacífica, el ingreso del personal del megaproyecto. A lo largo de la mañana el número subió a unos 50 ciudadanos, contó Wbeimar Osorio, líder de los comerciantes de Toledo, quien agregó que a lo largo del día podrían sumarse más.

Por su lado, EPM informó que la manifestación, en efecto, ha impedido el paso de trabajadores desde los campamentos Cuní-Tacuí, de la compañía, y Villa Luz, del consorcio constructor CCCI. “Este bloqueo, que se presenta en la vía ubicada sobre la cresta de la presa, afecta el desplazamiento de personal idóneo encargado de las actividades que garantizan la seguridad y el control de la futura central de generación de energía”, manifestó la empresa en un comunicado.

Lea también: Consorcio que construyó a Hidroituango se despidió de sus colaboradores tras 10 años de labores

Por su lado, Osorio indicó que la nueva protesta se da porque no han logrado acciones concretas de parte de EPM, por lo cual exigen la presencia, no a través de la virtualidad, del gerente de EPM, Jorge Andrés Carrillo; del secretario de Gobierno de Medellín, Juan Pablo Ramírez; o el alcalde Daniel Quintero.

Una de las principales solicitudes de la comunidad es hacer, de forma urgente, el mantenimiento y mejoramiento de algunas vías de la zona, como la Toledo-Barrancas y La Grimania-La Cascarela.

“Pedimos a la Sociedad Hidroituango el mejoramiento de la vía Grimania-La Cascarela, consistente en estudios, diseños y la construcción de 2 kilómetros de placahuella distribuidos y 1 kilómetro en la vía Toledo-Barrancas y acordar con la comunidad la fecha de inicio de las obras en la vía Toledo-Matanza, con el fin de habilitar la vía en el menor tiempo posible, dichas obras deberán ser contratadas con las juntas de acción comunal”, manifestaron los líderes de la protesta.

Entre tanto, habitantes de Ituango también acompañan la movilización y piden que “se cumpla el compromiso” de construir la vía que comunique al corregimiento El Aro. Además, piden recursos para que se realicen los estudios, diseños y la pavimentación de la vía Toledo-San José de la Montaña.

Aunque Osorio expresó que no se pretende afectar a la ciudadanía con el bloqueo al ingreso, EPM informó que se están presentando dificultades para que la comunidad se movilice entre los municipios de Medellín e Ituango.

“El bloqueo pone en riesgo la infraestructura y puede incrementar los riesgos para las comunidades ubicadas aguas abajo de la presa, pues actualmente se adelantan pruebas de equipos y el proceso de puesta en operación, actividades que no pueden ser suspendidas y que requieren atención permanente”, indicó la empresa e hizo un llamado a que se levante la manifestación.

No obstante, los líderes de la protesta esperan que lleguen las personas que solicitan para dialogar porque también tienen otras solicitudes como la definición de recursos para contratar un nuevo estudio ambiental sobre el impacto del embalse en el área de influencia del megaproyecto, con el fin de determinar los daños a los cultivos de los campesinos, que se han visto afectados por distintas condiciones, y que como parte de la compensación ambiental se contrate con los viveros comunitarios de Toledo e Ituango.

Finalmente, piden que se destinen recursos para el estudio, diseño y construcción de acueductos en las veredas del área de influencia del proyecto, de Toledo e Ituango.

El Colombiano