El sistema de alcantarillado colapsó ante las lluvias que cayeron sobre la ciudad.

La granizada de este jueves 29 de septiembre afectó hasta a los detenidos de la estación de Policía de La Candelaria, en el Centro de Medellín. La Personería informó que el agua se filtró en la estación y dañó colchonetas y colchones. En fotos se ve el desastre: sobre el agua oscura flotan los portacomidas. Algunos alimentos también se perdieron.

La Personería estuvo haciendo vigilancia en el lugar. Al parecer, las alcantarillas se saturaron. Alguien que estuvo en el lugar le contó a este medio que esa situación hizo rebozar los baños, que vertieron las aguas negras sobre todo el espacio.

El agua desbordada, para rematar, alcanzó la comida que les tenían a los detenidos, echándola a perder. Andrea Carvajal, personera (e) del área de pena, familia y convivencia, comentó que la Personería, con apoyo de EPM, Bomberos Medellín y Policía se está tratando de solucionar la difícil situación.

Y es que de por sí las condiciones son complejas en la estación. Según datos de la propia Personería, hoy hay allí 214 personas privadas de la libertad a la espera de una decisión judicial. Se supone que la capacidad es de 75 personas, es decir, hay un hacinamiento del 185%.

En las estaciones de Policía, debido al hacinamiento, hay constantes peleas que, con frecuencia, terminan con heridos o incluso muertos. Los reclusos tienen que dormir uno encima del otro, con malos olores. Las enfermedades infecciosas son frecuentes.

El aguacero

Además de la inundación de la estación, la ciudad vivió varias emergencias por la granizada que cayó pasado el mediodía de este 29 de septiembre.

Lo que se vivió en el área metropolitana en la tarde de este jueves fue un tremendo temporal: cayeron 121 rayos y vientos de hasta 45 kilómetros por hora doblaron árboles y palmeras. La temperatura, que era agradable antes del aguacero, bajó hasta 10 grados centígrados. Esos y otros datos entregó el Área Metropolitana.

Antes de la lluvia, la temperatura rondaba los 26 grados y, a pesar de las nubes grises, el sol calentaba. Después del temporal y los vientos, más el granizo enfurecido, cayó a 16 grados. Y no fue solo percepción: el Área Metropolitana declaró que este fue un evento “extremo de precipitación”, pues cayeron entre 45 y 60 milímetros de agua.

Como lo registraron las redes sociales, el aguacero estuvo acompañado de mucho granizo. Donde más granizo cayó fue en las estaciones del SIATA Museo de Antioquía, Estación Radar de Vientos - en la comuna 16 Belén y Montañita de San Antonio de Prado.

El Colombiano