La búsqueda concluyó este martes en Yolombó, después de cinco días de operativos.

En jurisdicción de Yolombó, en el Nordeste de Antioquia, encontraron el cuerpo de Carolina Gómez, la joven universitaria que fue arrastrada por la corriente de una quebrada en Barbosa el pasado 23 de septiembre. Las autoridades encontraron el cuerpo luego de cinco días de búsqueda.

La estudiante de Biología, de 28 años, fue arrastrada por la corriente cuando adelantaba una investigación sobre el sonido de las ranas, lo que la obligaba a desplazarse hasta la orilla de ríos y quebradas.

Para llevar a cabo esta tarea fue a la quebrada de Barbosa, cerca al sector La Playita, junto a unos compañeros de la Universidad de Antioquia, donde desarrolla su carrera. Su padre, Mario de Jesús Gómez Soto, contó que, al parecer, en la quebrada en la que estaban había unas piedras que hacían un camino.

Como el caudal de la quebrada estaba bajo y el ambiente estaba sereno, Carolina y una amiga dieron unos pasos en las piedras para acercarse a las ranas y grabar mejor el sonido que emitían, pero de la nada se vino una cantidad de agua y tierra que se llevaron a Carolina y a una de sus compañeras.

“Se vino la borrasca y se llevó a mi hija y a otra niña que estaba ahí con ella, la compañera se logró agarrar de una rama y logró salvarse, pero a mi niña sí la cogió esa borrasca y se la llevó”, relata el padre.

Con el hallazgo del cuerpo se cierra un capítulo doloroso de incertidumbre para la familia. Desde Barbosa dieron las gracias a los cuerpos de bomberos, a la Cruz Roja, a la Gobernación de Antioquia y a EPM, entidades que se vincularon a la búsqueda que, incluso, se hizo con drones que sobrevolaron buscando el cuerpo de Carolina.

El Colombiano