El campus fue evacuado y personal de explosivos llegó hasta el lugar.

En la Universidad Nacional, sede Medellín, se vivió una mañana ajetreada, con algo de pánico, este 22 de noviembre. Unos encapuchados irrumpieron en el campus, pocos minutos antes de las 10:00 de la mañana, y vandalizaron un cajero electrónico, que quedó completamente destruido, con los cables colgando. Pero lo más preocupante, informó la universidad después, es que en varios puntos del campus fueron esparcidos explosivos.

Durante la incursión, precisó la institución, los encapuchados dejaron ropa quemada y los explosivos, que al final no fueron detonados, en varios bloques. Por esta situación, las directivas ordenaron la evacuación del campus. Unas horas después de la orden, la misma universidad precisó que un 95% del personal y estudiantes abandonaron las instalaciones.

Las directivas dejaron claro que el ingreso al campus estará prohibido durante el resto del día y que quien ingrese, lo hará bajo su responsabilidad. El lugar lo analiza personal experto en explosivos.

Ahora bien, los supuestos responsables del hecho vandálico también emitieron un comunicado en el que se atribuyeron los hechos. En el panfleto, firmado por un grupo que se denomina Frente Anti Bilderberg, se explica que la acción no se trató de un robo a una institución financiera, sino que fue un acto deliberado contra “la banca y su opresión”.

El panfleto manifiesta que se trata de un acto “rebelde” motivado por la falta de oportunidad, los impuestos y las inequidades. Según el grupo, su intención era “devolverles” a la gente su dinero que había sido cooptado por la banca.

Este no es el primer inconveniente de este tipo que sucede en la universidad. El 8 de abril de este año, en conmemoración del Bogotazo, un grupo de encapuchados se tomó la universidad, detonando papas bomba y extendiendo banderas. El hecho se lo atribuyó el Movimiento Popular Revolucionario, que se identifica con las siglas M.P.R. También sentaron su posición bélica a través de un comunicado.

Como esta vez, en aquella oportunidad también se evacuó la universidad.

El Colombiano