Esta especie felina habita los bosques del municipio y su presencia es un indicador del equilibrio de los ecosistemas, según expertos.

Aunque es sabido que Envigado aloja en sus bosques algunas especies felinas, siempre es una sorpresa que estas sean captadas por las cámaras de monitoreo ubicadas estratégicamente en zonas boscosas del municipio.

Por eso, no fue una extrañeza que el alcalde Braulio Espinosa celebrara el excepcional registro de un puma en la vereda El Vallano ni que destacara que “el 40% del territorio” cuenta con áreas protegidas.

“Hemos instalado en nuestro territorio cámaras de fotodetección que identifiquen cuáles son sus corredores para poder tomar acciones que nos permitan su protección a lo largo de tiempo”, precisó el secretario de Medio Ambiente de Envigado, José Nicolás Arenas.

El biólogo de la misma dependencia, Carlos Andrés González, aseguró que mediante la instalación de estas cámaras se han podido registrar una gran variedad de especies en dicho corredor, entre las que está el puma concolor, “el felino más grande que habita en el Valle de Aburrá”.

De hecho, en Envigado hay presencia de cuatro de las seis especies felinas que habitan Colombia y los pumas han sido detectados varias veces. Precisamente por eso, en el sur del Valle de Aburrá se han creado distintas estrategias en pro del cuidado de estas especies, para lo que está dispuesta una Mesa de Conservación del Sur conformada por los municipios de Sabaneta, Itagüí, Caldas, La Estrella y Envigado.

“El puma (está) en la cima de la cadena trófica o cadena alimenticia, y su protección asegura el bienestar para las demás especies y para el territorio”, señala el portal de noticias de la Alcaldía de Envigado, en el que precisan que esta es una “especie sombrilla”, por lo que su presencia “es un indicador” del equilibrio de los ecosistemas.

El Colombiano