De los 2,47 millones de venezolanos que viven en Colombia, 344.223 están en Antioquia, y específicamente 190.854 en Medellín. A cinco años de que empezara la migración a gran escala hoy hay una colonia más asentada y que se está capacitando para competir de tú a tú con la mano de obra local.

De hecho, un estudio de Fedesarrollo, la OIT y la Fundación Citi, entre otros, es contundente y asegura que el migrante venezolano promedio es joven y con un mayor nivel educativo frente a la media colombiana. Además, en las ciudades principales (exceptuando Bucaramanga) ha crecido el número de personas de ese país que se capacitan.

Así, los venezolanos se están formando para ingresar a los sectores en los que mejores oportunidades divisan. Particularmente en Medellín el 30% se ha certificado en actividades profesionales, técnicas o administrativas, las cuales van desde contabilidad hasta logística y gerencia.

Podría interesarle: Los millonarios negocios y polémicas del jeque que va por Nutresa

Un 17% ha adquirido capacidades para el ramo de suministro gas, agua y servicios públicos en general; 14% ha hecho lo propio para trabajar en comercio; y un 12% para el caso de la industria manufacturera.

El dilema

Pero que le estén apostando a esas actividades no quiere decir necesariamente que se enganchen en las empresas correspondientes. Datos del Observatorio del Proyecto Migración Venezuela (PMV), basados en el Dane, muestran como la mayoría (24,5%) está trabajando en el comercio, y otro tanto (16,9%) en alojamiento y servicios de comida o en actividades artísticas (11,9%), entre otros.

Aunado a esto los migrantes capacitados tienen un dilema: pocas oportunidades en donde son fuertes y buenas ofertas donde todavía están rezagados. Por ejemplo, solo 44,4% de los graduados como técnicos profesionales en Procesos Logísticos y de Comercio Exterior se engancha a un empleo formal, comúnmente con el salario mínimo.

Mientras tanto, en Ingeniería Financiera y de Negocios la tasa de vinculación para los migrantes es de hasta 91,6% con un salario base de más de $2,2 millones, pero es el segundo programa en el que menos egresados hay.

Puede leer: Banco Mundial anunció apoyo a la reforma pensional y laboral en Colombia

Ante esto, las organizaciones que encabezaron el estudio “Tendencias del mercado laboral frente a la población refugiada y migrante venezolana en Colombia” sugieren que tanto en Medellín como las demás ciudades deben trabajar en un sistema de aprendizaje y capacitación continúa para los extranjeros, pues ya no solo basta con que vengan con un nivel de educación media o superior.

Incluso se habla de adoptar programas de reconversión laboral para los migrantes que lleguen y no se adapten a la oferta existente; trabajar en sectores específicos dependiendo de la zona (información y comunicaciones en Medellín, por ejemplo); y facilitar el acceso a crédito de los venezolanos, entre otros puntos.

Días decisivos

En tal dirección, no sobra mencionar que en tres días habrá un hecho que podría ser el punto de partida para solventar esos problemas: la reapertura de la frontera colombo venezolana.

El ministro de Comercio, Germán Umaña, consideró que más que el intercambio de bienes la reapertura será la oportunidad para “cerrar las brechas sociales a través del desarrollo, la inversión conjunta, la creación de empresas, la generación de empleo y la complementación productiva”.

Adicional, será la ocasión para que los venezolanos que residen en el país tengan el soporte de su gobierno y que los colombianos en Venezuela puedan tener asistencia diplomática.

Autoevaluación

También vale decir que la población venezolana consultada por el Dane en la encuesta “Pulso de la Migración” tiene perspectivas positivas de cara a lo que viene. El 51% considera que la situación económica de su hogar estará mejor dentro de 12 meses, el 28% dice que seguirá igual y menos del 9% la ve peor o mucho peor.

De los encuestados, 57,9% mencionó estar trabajando, 22,4% dedicando su tiempo a oficios del hogar y el resto se reparte entre quienes estudian o no se encuentran realizando ninguna actividad. Eso sí, solo 39,9% dijo sentirse completamente integrado a la sociedad colombiana

PARA SABER MÁS los planes de los venezolanos

La Encuesta Pulso de la Migración del Dane halló que el 60,8% de los migrantes encuestados entre marzo y abril de 2022 reportó haber aplicado al Permiso de Protección Temporal. Entre tanto, el 69,6% dijo que en el corto plazo (1 a 2 años) no planean traer más familiares o amigos a Colombia. Otro dato interesante es que en el 65% de los hogares de esta nacionalidad hay niños, niñas o adolescentes (hasta los 17 años). Vale decir que en el caso de Antioquia la mayor concentración de ciudadanos venezolanos está en Medellín, Bello, Itagüí, Rionegro y Santa Fe de Antioquia.

Diego Andrés Vargas Riaño

En mis bolsillos hay una grabadora y unos audífonos; en mi mente, amor por el periodismo.