El parque Simón Bolívar de Bogotá se vuelve ejemplo para toda América Latina

5 dias ago 8

El emblemático parque Simón Bolívar, uno de los principales pulmones de Bogotá, es el primer parque urbano de América Latina en alcanzar el certificado de carbononeutralidad, es decir, por compensar su huella de carbono a través de medidas sostenibles que contribuyen a la mitigación del cambio climático.

La certificación se logró a través de las acciones desarrolladas mediante la estrategia ‘Si al Simón Bolívar voy, carbono neutro soy’ en este icónico espacio de la capital colombiana.

Blanca Durán, directora del Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD), le dijo a EL TIEMPO que el proceso empezó hace un año “con el objetivo de lograr que el parque genere menos residuos sólidos y tenga mucho menos impacto ambiental en la ciudad” y aseguró que hoy el parque “es un ejemplo no solo para los otros parques de Bogotá, sino que también para otras estrategias en otras ciudades de la región”.

El parque Simón Bolívar se encuentra en la localidad de Teusaquillo, en el occidente de Bogotá, y tiene un área de 113 hectáreas. Este espacio verde dentro de la ciudad se ha convertido en la principal zona de recreación y esparcimiento. De hecho, cada fin de semana recibe cerca de 40.000 personas.

Todos sus visitantes, de acuerdo con el IDRD, generan alrededor de 700 toneladas de residuos sólidos, unas 400 toneladas de residuos orgánicos –que se generan en las podas de árboles y la venta de comidas– y 70 toneladas de heces de mascotas.

“Estamos felices de que nuestro parque Simón Bolívar sea el primero de su tipo en América Latina que llega a ser carbononeutro”, dijo Durán ayer, durante el acto de entrega del certificado.

El certificado, otorgado por Versa, una empresa experta en la materia, permitirá darle más visibilidad a la estrategia, con el objetivo de que se repliquen acciones en otros escenarios para mitigar la huella de carbono, es decir, el volumen total de gases de efecto invernadero que generan los visitantes, y es una forma de asegurar la continuidad de las medidas.

El Idrd entrega certificado de carbono neutro al parque Simón Bolívar ,el primero en recibirlo en América Latina. Bogotá 24 de noviembre del 2022. Foto MAURICIO MORENO EL TIEMPO CEET

Foto:

MAURICIO MORENO EL TIEMPO

La estrategia contempla cuatro medidas que buscan la aplicación de economías circulares, en las que los residuos serán reaprovechados como fuente para la generación de otros productos. Todas se empezaron a aplicar hace un año.

La primera es la producción de harinas a partir de la biomasa resultante del proceso de control de la especie invasora cangrejo rojo americano (Procambarus clarkii), convirtiéndolo en un residuo orgánico libre de patógenos que puede ser utilizado en la producción de abonos o complemento alimenticio para mascotas.

La segunda medida consiste en desarrollar un proceso de biotransformación que permite generar abono orgánico a partir de heces de mascotas, capturando carbono. Este abono regresará al parque para la fertilización de árboles.

La tercera medida busca optimizar el reciclaje de los residuos sólidos inorgánicos y su reincorporación a cadenas de producción, de forma que se reduzca la contaminación y se minimice el material que llega al relleno sanitario Doña Juana.

La cuarta y última medida es el aprovechamiento de la biomasa vegetal obtenida a partir de la poda del césped y del arbolado del parque, así como de los residuos de alimentos crudos generados por los establecimientos de venta de comida en este escenario, mediante la producción de abonos por medio del compostaje.

La meta es llegar al menos al 80 por ciento de reciclaje de los residuos y ya van en un 40 por ciento. Al principio del proceso se reciclaba el 14 por ciento.

Otra acción que se tomó en el Simón Bolívar en busca de la sostenibilidad fue la instalación de ocho paneles solares que suministrarán la energía de toda la zona de la administración, es decir, en oficinas, bodegas, salas de juntas e iluminación exterior de los corredores. Esta medida permitirá reducir emisiones asociadas a la eficiencia energética y servirá como ejemplo para otros parques de la ciudad.

‘Logramos reducir o compensar el impacto ambiental’

La directora del IDRD, Blanca Durán, explica cómo se logró la certificación de carbono neutro y lo que representa para el parque contar con este reconocimiento.

¿Cómo fue el proceso para llegar a ser un parque con carbono neutro?

Empezamos a trabajar hace un año con el objetivo de lograr que el parque Simón Bolívar generara menos residuos sólidos y tuviera mucho menos impacto ambiental en la ciudad. Empezamos a medir cuánta basura y cuántos residuos orgánicos se generaban y cuánto impacto tenía el parque en generación de carbono a la ciudad.

El parque genera alrededor de 900 toneladas de carbono al año, por los visitantes, la poda de árboles y las ventas de comida y las heces de mascotas. Todo eso tiene un impacto muy fuerte en la calidad ambiental de la ciudad, porque primero afecta todas estas situaciones de cambio climático, porque le genera contaminación a la ciudad y afecta la salud pública y no permite que el parque en lugar de ser un pulmón se vuelva un contaminante.

¿Qué significa que tener el certificado?Es un certificado válido a nivel internacional. Lo que nos dice es que logramos reducir, mitigar y compensar todo el carbono que produce el parque. La empresa que nos hizo la certificación midió cuánto producimos y cuánto reducimos con todas las estrategias y por eso nos dan el certificado, y nos dicen ‘todo lo que ustedes producen lo logran mitigar, reducir o compensar’.

¿A través de qué acciones lograron reducir los impactos ambientales?

Lo que hicimos fue empezar a mitigar, reducir y compensar todos los impactos que tenía el parque. Tenemos tres estrategias fundamentales. Con reciclaje de residuos sólidos se logra una economía circular y no se mandan al relleno Doña Juana; la producción de compós y abonos especializados, y la utilización de paneles solares que mitigan el carbono que se produce por el consumo de energía eléctrica.

El parque Veraguas será renovado

Durante la entrega del certificado de carbononeutralidad al parque Simón Bolívar también se conoció que el antiguo parque Veraguas será renovado y se convertirá en el parque Aguaviva.

Este escenario, que tenía un pasado de alta contaminación por albergar una planta de asfalto de la Unidad Especial Administrativa de Mantenimiento y Rehabilitación Vial, se convertirá en un espacio totalmente ecológico, que busca mejorar la calidad del aire, generar conciencia sobre el cuidado del agua y albergar flora y fauna vital para la localidad.

Este parque, ubicado en la localidad de Puente Aranda, beneficiará a más de 330.000 personas, con zonas de juegos, senderos ecológicos, jardines de agua, ‘hoteles’ para insectos, huerta urbana y jardín polinizador, entre otros elementos que evocan épocas históricas de la humanidad y hacen referencia al ciclo del agua.

Tanto el reverdecimiento del parque Aguaviva como la certificación del parque Simón Bolívar servirán como ejemplo para los demás escenarios de la ciudad, en los que el IDRD se compromete a seguir apostando por la sostenibilidad.

GUILLERMO REINOSO RODRÍGUEZ
Editor de Bogotá
En Twitter: @guirei24

Leer todo el artículo