Cuestionan a Emcali por televisor por $ 43 millones y otros contratos

1 semana ago 5
ARTICLE AD BOX

Las Empresas Municipales de Cali (Emcali) están en la mira por cuestionamientos millonarios de contratos y compras onerosas de equipos, como televisores que, según el Sindicato de Trabajadores de la empresa (Sintraemcali), superarían los 43 millones de pesos, además de escritorios por 17 millones. 

El presidente de Sintraemcali, David Vargas, hizo la denuncia y la informó en su red social por Twitter.

"Ahora bien salta a la vista los evidentes sobrecostos del contrato AMI: sillas (ergonómicas) a 16 millones cada una; televisores a 43 millones y escritorios a 17 millones. Estas compras son una vergüenza en una ciudad donde miles de usuarios deben elegir entre pagar facturas de servicios y comer", sostiene el sindicalista. 

El televisor en cuestión sería de unas 55 pulgadas, además de proyectores de unos 750 millones de pesos, cada uno.

EL TIEMPO buscó respuesta del gerente de Emcali, Juan Diego Flórez. En la empresa informaron que alistan un pronunciamiento al respecto.

No obstante, el directivo ha señalado que toda información debe analizarse en contexto en relación con estas contrataciones que tendrían que ver con el Centro de Control de la Medida o Centro Inteligente, en Emcali.

A su vez, la exconcejal Diana Rojas hizo otras denuncias también alrededor de otros contratos de Emcali. 

“Aquí lo que está en evidencia es un modus operandi que ha decidido implementar esta administración; son negocios cuantiosos, un socio estratégico con cuestionamientos y un contrato amarrado a muchos años. Lo que está pasando en Emcali es gravísimo y los entes de control nacionales siguen sin pronunciarse”, denunció la exconcejal.

Se refiere a un ‘jugoso’ negocio que está en curso y que compromete recursos por cerca de un billón y medio de pesos.

Según estableció, la gerencia de Emcali pretendería comprar cinco generadoras de energía que va a vender el Estado colombiano. Lo que despierta la inquietud es el esquema: las generadoras cuestan cerca de $ 1,4 billones, Emcali pondría de su bolsillo $ 400.000 millones, un socio privado entregaría otros 400.000 millones y entre los dos se endeudarían por el faltante que es de $ 600.000 millones.

El control del multimillonario negocio quedaría en manos del particular.

Adicionalmente, el gerente Flórez contrató una banca de inversión que cobra como comisión el 1,5 por ciento del total del negocio, que equivale a $ 45 mil millones.

“Este negocio de alrededor de 1,5 billones de pesos entregaría el 49 por ciento de la adquisición de cinco electrificadoras al privado inversionista que Emcali está buscando”, subrayó la exconcejal Rojas.

“En Emcali son múltiples las contrataciones dudosas, junto con el silencio del alcalde Jorge Iván Ospina frente a dichas decisiones”, anotó Rojas. 

A su vez, en el Concejo de Cali se cuestionó el fracasó en su intento de construir una granja solar de 70 megas con la compañía Klarzen a un costo de $ 216.000 millones, en el que Emcali aportaba $ 90.000 millones y se quedaba con un 40 por ciento de participación accionaria.

“Klarzen resultó ser una empresa que aparentemente falsificó videos institucionales, que no respondió al requerimiento sobre la documentación entregada para ganar el proceso y que fue gravemente cuestionada por las más de 20 adendas presentadas por Emcali, presuntamente para direccionar el contrato”, concluyó la exconcejal Rojas.

En julio de este año, surgió una actuación especial de fiscalización (AEF) de la Contraloría General de la República frente a Emcali sobre manejo de recursos de las vigencias 2019, 2020 y 2021, y encontró varias irregularidades en la gestión fiscal y contractual de la empresa.

Esta actuación halló en total 67 hallazgos administrativos, de los cuales seis son de carácter fiscal en cuantía de 15.306 millones de pesos. Además hay 64 con presunta incidencia disciplinaria, uno posiblemente de connotación penal, uno que dio inicio a indagación preliminar y dos tienen otras incidencias.

Por ello, el órgano de control consideró que la gestión fiscal y contractual de Emcali para los años indicados fue de 'incumplimiento material adversa'.

Frente a los seis hallazgos fiscales, el órgano de control informó que el primero tiene que ver con el estado y funcionalidad de la nueva línea de aducción PTAP Río Cali, en cuantía de 7.158'171.806 pesos. En este caso, se encontró que a abril de 2022 el proyecto estaba finalizado por vencimiento de términos pero las obras contempladas en el contrato no fueron culminadas

El segundo fue por la falta de amortización de anticipo en el contrato No. 1449 de 2019 para la nueva línea de aducción PTAP Río Cali,lo cual habría afectado recursos públicos en cuantía de 4.193'185.649 pesos.

En este caso, el contratante desembolsó al contratista un anticipo de 6.175.937.194 pesos, pero en la ejecución del contrato el contratista solo alcanzó a amortizar 1.982.751.545 pesos. "El plazo de ejecución contractual se cumplió el 8 de febrero de 2022, sin el cumplimiento del objeto contractual y quedando una suma por amortizar del anticipo por valor de 4.193.185.649 pesos", señaló la Contraloría.

Otros de los hallazgos tienen que ver con el reconocimiento de tasas retributivas en la PTAR Cañaveralejo, en cuantía de 2.317'365.727,64 pesos; el pago de órdenes de compra sin soporte en el Acuerdo comercial 800-AC1593- 2019, en cuantía de 1.265'307.863 pesos; y el pago por actividades contractuales no soportadas en el contrato No. 590 de 2019, en cuantía de 196200.000 pesos y valores reconocidos en la liquidación unilateral del contrato No. 1215 de 2021, en cuantía de 176.621.004 pesos.

De otra parte, el organismo de control evidenció omisiones frente al seguimiento administrativo, jurídico, técnico y financiero que debía seguir la empresa en la planeación al estructurar los procesos contractuales, los permisos y licencias previas a la ejecución de contratos de obra, la apropiación presupuestal, la justificación de la necesidad y conveniencia de la contratación, idoneidad y selección objetiva.

También sobre ítems no previstos, deficiencias en la supervisión, incumplimiento en la aprobación de los planes de trabajo, cronogramas, seguimiento y control de los avances físicos de obra, la gestión documental de los expedientes contractuales e informes de supervisión y la falta de seguimiento a los incumplimientos de los contratistas.

La Gerencia General de las Empresas Municipales de Cali (Emcali) informó que está presta a que las gerencias de los componentes de Energía, Telecomunicaciones y Acueducto a colaboraren a funcionarios de la Contraloría de la República para que revisen informes y gestión de los años 2019, 2020 y 2021.

Emcali también ha estado en medio de cuestionamientos de concejales, sindicatos y veedores a contratos por más de los 3.000 millones de pesos con la secretaría de Infraestructura del municipio.

Fueron 18 concejales quienes votaron favorablemente a la solicitud de que la Contraloría verifique, como proposición firmada por los concejales Diana Carolina Rojas, Juan Martín Bravo y Roberto Ortiz.

Señalan los convenios Marco Interadministrativo No. 4151.010.27.1.0668 de 2021 – Convenio 300 – CIA – 0976 – 2121; otro firmado por 1.482 millones de pesos, y un tercero por 1.420 millones más.

El gerente de Emcali, Juan Diego Flórez, habló el año pasado de cartas de crédito falsas y presuntos vínculos con Centros Poblados, firma del escándalo del Ministerio de las TIC que le costó la cabeza a la jefa de esa cartera.

Flórez respondió en su momento a dichos cuestionamientos, aclarando lo que ocurre con la Empresa de Recursos Tecnológicos (ERT) del Valle y Centros Poblados.

Flórez dijo que Emcali no ha suscrito contratos con Centros Poblados, que por lo que entiende se constituyó para participar de la licitación del Ministerio de las TIC.

"Emcali no tiene contratos con esa empresa", afirmó.

CALI

Leer todo el artículo