Cortan conexiones que agravaban la contaminación del río Bogotá: así fue el proceso

6 dias ago 12

Por esa razón, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) está empeñada en cerrar todas aquellas conexiones erradas que mezclan aguas de forma irregular, las cuales terminan llegando a humedales y ríos.

El último reporte que dio la empresa es que fueron identificadas y eliminadas 6.400 conexiones erradas que descargaban agua residual a los ríos de Bogotá, superando la meta inicial de 1.500 prevista en el Plan de Desarrollo Distrital.

Cristiana Arango, gerente de la EAAB, dijo que se propuso, a través de obras de gran envergadura, la detección y el cerramiento de las conexiones construidas de forma no técnica por parte de constructores y asentamientos no formales.

(Además: Habilitan un carril de vía a La Calera, tras manifestaciones este viernes).

una conexión errada se presenta cuando se instala la tubería de aguas residuales a las de aguas lluvias.

Según los expertos, una conexión errada se presenta cuando se instala la tubería de aguas residuales a las de aguas lluvias, lo que genera que se descargue agua contaminada a sitios donde no deberían llegar, sobre todo, cuerpos de agua.

Con esto se busca disminuir la carga contaminante en las cuencas Tunjuelo y Fucha, reducir los residuos para evitar el taponamiento en las redes, mitigar el riesgo de inundaciones y mejorar la infraestructura de drenaje y evacuación de aguas residuales.

Con este plan para identificar y eliminar las conexiones erradas contribuimos, desde la Empresa, al saneamiento ambiental de nuestros ríos

Con este plan para identificar y eliminar las conexiones erradas contribuimos, desde la Empresa, al saneamiento ambiental de nuestros ríos y nos permite dejar unas mejores condiciones ambientales para la ciudad”, indicó, Cristina Arango.

Esta información la dio a conocer durante un recorrido por las obras de eliminación de conexiones contaminantes de los ríos Fucha y Tunjuelo en Kennedy, sector donde se eliminarán 285 conexiones antes de terminar este año: “Solo en este punto la EAAB invierte 8 mil millones de pesos en su eliminación ”.

(Le recomendamos: Policía halló cuatro cuerpos sin vida en una casa de Bogotá, al parecer, inhalaron gas).

Monitoreos y sanciones

Según la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, la cuenca del río Bogotá no solo es importante para los capitalinos y su bienestar, sino también para toda la cuenca del río Magdalena y los océanos.

“Durante los últimos años en Bogotá, como siempre a través de nuestras 30 estaciones de calidad del agua, hemos monitoreado las cuatro cuencas que nos tocan en el espacio urbano: Fucha, Salitre, Tunjuelo y Torca, y en ninguna de ellas, afortunadamente, ha habido condiciones pobres en su calidad del agua”.

Con esto se busca reducir los residuos para evitar el taponamiento en las redes.

Las mediciones se hacen según el índice WQI (Water Quality Index) que evalúa la calidad del agua en una escala de 0 a 100, siendo de 0 a 44 pobre; entre 45 y 64 marginal; 65 y 79 aceptable; 80 a 94 buena; entre 95 y 100 excelente.

En el último año se han realizado 1.496 monitoreos de la calidad y cantidad del recurso hídrico, de los cuales más de 445 corresponden a vertimientos generados por sectores productivos para verificar el cumplimiento de la normatividad ambiental.

En Bogotá, los vertimientos directos, tanto de usos domésticos como residenciales de forma ilegal, afectan la calidad de los ríos. “Hemos realizado más de mil monitoreos, abierto más de 600 procesos sancionatorios, de los cuales cuatro tienen multas por casi 700 millones de pesos”, aseguró la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

En este mismo periodo se abrieron 674 procesos sancionatorios por presunto incumplimiento de la norma en materia de vertimientos, lo que afecta el río Bogotá, y se han impuesto 4 sanciones que superan los 636 millones de pesos.

Estas sanciones son impuestas por vertimientos que afectan los tres principales ríos que cruzan la ciudad: Tunjuelo, Salitre y Fucha. Dos de estas sanciones fueron impuestas a curtiembres ubicadas en el sector de San Benito, en el sur de Bogotá, cuenca del río Tunjuelo. La EAAB seguirá identificando áreas críticas de la ciudad con conexiones erradas, determinando su procedencia y trabajando en la corrección del daño.

Más noticias

CAROL MALAVER
SUBEDITORA BOGOTÁ
​Escríbanos a carmal@eltiempo.com

Leer todo el artículo