Ni la coalición de gobierno ni la oposición tiene asegurado el triunfo. Persiste empate y la marcada indecisión de Hernández.

Pocas veces en la historia del Concejo de Medellín se había presentado una situación tan atípica: que faltando siete días para finalizar el período de sesiones ordinarias anuales no se haya elegido aún la mesa directiva que regirá los destinos de la corporación para el año siguiente, en este caso, el 2023.

Usualmente, la elección de las directivas se realiza la primera semana de noviembre, tal como sucedió, por ejemplo, con la Asamblea de Antioquia que sin mayores traumatismos eligió su mesa directiva.

Lo que ocurre en el Concejo es que la polarización entre las fuerzas que respaldan al alcalde Daniel Quintero y las que se le oponen están parejas, razón por la cual el presidente de la corporación, el conservador Lucas Cañas no ha convocado a la elección porque aún esa coalición de gobierno no tiene garantizado el triunfo.

Tan es así, que el domingo pasado, durante la elección del representante del Concejo ante el Área Metropolitana del Valle del Aburrá, quedó servido el empate que tuvo que dirimirse con el azar de un cara y sello de una moneda para conocer finalmente el nombre del ganador, que reemplazaría en esa instancia a la concejala Dora Saldarriaga.

Tras el informe que presentó de su gestión ante el Área Metropolitana y la aceptación de su renuncia en esa representación se presentaron los nombres de los dos candidatos, uno de la cuerda gobiernista que apoya al alcalde Daniel Quintero, el concejal conservador Babinton Flórez; y por la oposición a la administración, el concejal de la Alianza Verde, Daniel Duque.

Al momento de votar, las cargas quedaron parejas con 10 votos para cada uno. Y aunque son 21 concejales, el desempate tuvo que resolverse por sorteo, debido a que el concejal Luis Carlos Hernández, del Partido de la U, no estuvo en el recinto, como ya había sucedido antes cuando su voto era definitivo en la discusión del proyecto que reviviría la venta de UNE.

Los 10 votos por Duque fueron de Julio González, Sebastián López, Carlos Ríos, Leticia Orrego, Alfredo Ramos y Claudia Ramírez, del Centro Democrático; Dora Saldarriaga, de Estamos Listas; Simón Pérez, de Todos Juntos; Luis Bernardo Vélez, quien renunció al movimiento Independientes; y el propio Duque.

Entre tanto, los 10 por Flórez los aportaron sus compañeros conservadores Lucas Cañas y Juan Ramón Jiménez; los liberales Aura Marleny Arcila y Fabio Rivera; Carlos Romero, de Independientes; Juan Felipe Betancur, de Mira-Cambio Radical; Jaime Cuartas, de Alianza Verde; Lina García y Nataly Vélez, que hoy no tienen partido porque renunciaron al Centro Democrático, y su propio voto.

La estrategia final

Sobre la suerte de la elección de la mesa directiva en los pasillos corren muchos rumores. Dos concejales están entre ceja y ceja porque, al fin de cuentas, no se han matriculado de manera definitiva en uno u otro bando. Por un lado, está Dora Saldarriaga, de Estamos Listas, que se ha mostrado renuente a hacer alianzas con el Centro Democrático pero, así mismo, esa coalición opositora pretende nominar al concejal Simón Pérez, del movimiento Todos Juntos, a quien ven como un punto medio para conciliar las diferencias internas. Algunos corporados consultados aseguran que, en todo caso, este lado de la balanza que se opone a Daniel Quintero no votará por un candidato que represente los intereses del actual gobierno.

El otro concejal que podría mover la balanza es Luis Carlos Hernández, del Partido de la U, un verdadero enigma en la votación dada su capacidad de desaparecer de las sesiones cuando la votación es decisiva. Aunque votó en bloque con los opositores para negarle al alcalde la posibilidad de revivir el proyecto de la venta de las acciones de EPM en UNE, hoy no es claro a quien apoyara. Sobre él recae la presión que ejerce la administración para intentar ganarle el pulso a la oposición y quedarse con la mesa directiva. Este diario conoció que las fuerzas gobiernistas estarían barajando la posibilidad de que a cambio se reelija al actual personero William Yeffre, que pertenece al mismo equipo político del concejal Hernández, que orienta el exsenador Germán Hoyos, elección que debe realizarse el próximo año.

La coalición aliada de Quintero tiene al liberal Fabio Humberto Rivera como su candidato a la presidencia. Solo falta esperar a que el actual presidente Lucas Cañas, responsable de convocar la elección, lo haga a tiempo

Pocas veces en la historia del Concejo de Medellín se había presentado una situación tan atípica: que faltando siete días para finalizar el período de sesiones ordinarias anuales no se haya elegido aún la mesa directiva que regirá los destinos de la corporación para el año siguiente, en este caso, el 2023.

Usualmente, la elección de las directivas se realiza la primera semana de noviembre, tal como sucedió, por ejemplo, con la Asamblea de Antioquia que sin mayores traumatismos eligió su mesa directiva.

Lo que ocurre en el Concejo es que la polarización entre las fuerzas que respaldan al alcalde Daniel Quintero y las que se le oponen están parejas, razón por la cual el presidente de la corporación, el conservador Lucas Cañas no ha convocado a la elección porque aún esa coalición de gobierno no tiene garantizado el triunfo.

Tan es así, que el domingo pasado, durante la elección del representante del Concejo ante el Área Metropolitana del Valle del Aburrá, quedó servido el empate que tuvo que dirimirse con el azar de un cara y sello de una moneda para conocer finalmente el nombre del ganador, que reemplazaría en esa instancia a la concejala Dora Saldarriaga.

Tras el informe que presentó de su gestión ante el Área Metropolitana y la aceptación de su renuncia en esa representación se presentaron los nombres de los dos candidatos, uno de la cuerda gobiernista que apoya al alcalde Daniel Quintero, el concejal conservador Babinton Flórez; y por la oposición a la administración, el concejal de la Alianza Verde, Daniel Duque

Al momento de votar, las cargas quedaron parejas con 10 votos para cada uno. Y aunque son 21 concejales, el desempate tuvo que resolverse por sorteo, debido a que el concejal Luis Carlos Hernández, del Partido de la U, no estuvo en el recinto, como ya había sucedido antes cuando su voto era definitivo en la discusión del proyecto que reviviría la venta de UNE.

Los 10 votos por Duque fueron de Julio González, Sebastián López, Carlos Ríos, Leticia Orrego, Alfredo Ramos y Claudia Ramírez, del Centro Democrático; Dora Saldarriaga, de Estamos Listas; Simón Pérez, de Todos Juntos; Luis Bernardo Vélez, quien renunció al movimiento Independientes; y el propio Duque.

Entre tanto, los 10 por Flórez los aportaron sus compañeros conservadores Lucas Cañas y Juan Ramón Jiménez; los liberales Aura Marleny Arcila y Fabio Rivera; Carlos Romero, de Independientes; Juan Felipe Betancur, de Mira-Cambio Radical; Jaime Cuartas, de Alianza Verde; Lina García y Nataly Vélez, que hoy no tienen partido porque renunciaron al Centro Democrático, y su propio voto.

La estrategia final

Sobre la suerte de la elección de la mesa directiva en los pasillos corren muchos rumores. Dos concejales están entre ceja y ceja porque, al fin de cuentas, no se han matriculado de manera definitiva en uno u otro bando. Por un lado, está Dora Saldarriaga, de Estamos Listas, que se ha mostrado renuente a hacer alianzas con el Centro Democrático pero, así mismo, esa coalición opositora pretende nominar al concejal Simón Pérez, del movimiento Todos Juntos, a quien ven como un punto medio para conciliar las diferencias internas. Algunos corporados consultados aseguran que, en todo caso, este lado de la balanza que se opone a Daniel Quintero no votará por un candidato que represente los intereses del actual gobierno.

El otro concejal que podría mover la balanza es Luis Carlos Hernández, del Partido de la U, un verdadero enigma en la votación dada su capacidad de desaparecer de las sesiones cuando la votación es decisiva. Aunque votó en bloque con los opositores para negarle al alcalde la posibilidad de revivir el proyecto de la venta de las acciones de EPM en UNE, hoy no es claro a quien apoyara. Sobre él recae la presión que ejerce la administración para intentar ganarle el pulso a la oposición y quedarse con la mesa directiva. Este diario conoció que las fuerzas gobiernistas estarían barajando la posibilidad de que a cambio se reelija al actual personero William Yeffre, que pertenece al mismo equipo político del concejal Hernández, que orienta el exsenador Germán Hoyos, elección que debe realizarse el próximo año.

La coalición aliada de Quintero tiene al liberal Fabio Humberto Rivera como su candidato a la presidencia. Solo falta esperar a que el actual presidente Lucas Cañas, responsable de convocar la elección, lo haga a tiempo

10

es el número de concejales con los que cuenta cada bloque. El empate persistirá en la elección

PARA SABER MÁS balance ante la junta del área

Durante la presentación del informe de su gestión ante la junta del Área Metropolitana, Dora Saldarriaga manifestó que el rol es importante, pero que en ocasiones la representación es relegada. Dijo también que desde la corporación se debe reforzar el acompañamiento a las entidades en la visión de justicia ambiental y adaptación del cambio climático, pues son aspectos que están causando estragos en la ciudad. A Saldarriaga le resaltaron su labor como integrante de la junta y algunos concejales manifestaron su preocupación por las pocas veces que esta se reúne en el año y consideraron que esto “conlleva a no tener control sobre la inversión de los recursos, el Área Metropolitana no termina haciendo su rol pues no sabe con certeza a dónde van dirigidos los recursos, no hay cumplimiento a sus obligaciones en su totalidad”.

El Colombiano