Así fueron los primeros Knotfest en Colombia, a propósito de su tercera versión tan cerca

1 mes ago 22

Fiel a su tradición, el Knotfest anunció una lista de artistas que enloquecieron a los fanáticos del metal en Colombia. Con la pandemia atrás, el ‘carnaval oscuro’ traerá para este 2022 a bandas históricas como Judas Priest, Venom, Sepultura y el anhelado regreso de Pantera.

(Lea también: Kreator y Testament, pesada cartelera hará rugir a Bogotá en festival de metal)

Como ocurrió en las versiones de 2018 y 2019, los seguidores de ese género tendrán mucha diversidad, con múltiples escenarios en donde las agrupaciones se presentarán en distintas horas de la tarde y noche este viernes.

Para ir calentando el ambiente, haremos un repaso de lo que se vivió en las versiones previas del Knotfest, que para esas fechas tuvo lugar en el Hipódromo de los Andes, en el norte de Bogotá.

Lee También

Knotfest de 2018, primer ‘carnaval oscuro’ en Sudamérica; fanáticos del rock deliraron

Fue el viernes 26 de octubre. Ese día la tarde estaba bastante soleada y fue el escenario ideal para la primera versión del festival acá. Colombia era el tercer país, fuera de Estados Unidos, que se sumaba al ‘show’. Antes estuvo en México y en Japón, y la escena nacional le abrió la puerta de la región al evento.

Aquel lejano octubre el cartel prometía demasiado, y no fue inferior a las expectativas. En el ‘Knot Stage’, escenario principal, abrieron dos bandas nacionales que no desentonaron. En primer lugar, Kilcrops salió a la tarima y con éxitos como ’Javhe Karma’ y ‘La casa del dolor’ la rompieron

Después llegó Masacre, institución del death metal colombiano y se lanzó con canciones como ‘Cortejo fúnebre’ y ‘Death metal forever’. El festival empezó muy bien.

El turno de las bandas internacionales llegó y Arch Enemy fue subiendo la nota. La banda de death metal melódico, con Alissa White-Gluz, maravilló a los asistentes con ‘The World is yours’ y ‘The eagle flies alone’.

Como variedad es lo que hay en el festival, luego pasó a la tarima Kreator, en representación del thrash metal. Mille Petrozza, vocalista de la banda, rasgó su voz con ‘Phantom Antichrist’ y luego la rompió con varios clásicos: ‘Enemy of god’, ‘Flag of Hate’, ‘Phobia’ ‘Violent Revolution’ y ‘Pleasure to Kill’ fueron el preludio de lo que aún faltaba.

Luego apareció en escena Helloween, que como lo hizo hace poco en Bogotá, llegó con sus históricos vocalistas: Kai Hansen, Andi Deris y Michael Kiske.

La puesta en escena fue brutal y hubo temas como ‘Halloween’, ‘Dr. Stein’, ‘Ride The Sky’ y ‘Power’. Fue todo un repaso de su historia.

Después llegaron canciones como ‘Eagle fly free’, ‘Future world’ y, para cerrar, el himno de siempre: ‘I want out’.

Finalmente, el cierre estuvo a cargo de los ‘dioses del metal’, que estarán en esta tercera edición, organizada por Páramo. Judas Priest puso punto final al festival.

‘Firepower’, fue la canción con la que abrieron su espectáculo. Luego aparecieron los clásicos y ‘Running wild’, ‘Grinder’, ‘Sinner’ y ‘The Ripper’ llevaron a los presentes a un paseo por las más de cinco décadas de trascendencia de Judas Priest.

Luego, éxito tras éxito. ‘Turbo lover’, ‘Freewheel Burning’, ‘Hell bent for leather’ y la icónica motocicleta de Rob Halford recordaron mucho del origen de la estética del heavy metal. ‘Painkiller’, ‘Electric eye’, ‘Breaking the law’ y, finalmente, ‘Living after midnight’ cerraron el debut del knotfest en Colombia ese 2018.

Knotfest de 2019, los papás del ‘carnaval oscuro’ llegaron a Bogotá con brutal concierto

La historia dirá que Slipknot se esforzó en crear un evento para que miles de personas disfruten de la escena metal. Salieron de Estados Unidos, arribaron a más países y repitieron en Colombia. 

De hecho, fue hace exactamente hace tres años. También fue en el Hipódromo de los Andes. También fue un viernes. También fue en diciembre (como lo será el 09 de este mes). La única diferencia, además del cartel, es que este año será en el sector del Movistar Arena.

La novedad es que en esa oportunidad la banda de Corey Taylor había anunciado su regreso a Colombia y lo haría como cabeza de cartel de su festival.

Las bandas nacionales también fueron de lujo y estuvieron representantes de la escena local como Perpetual Warfare y Koyi K Utho.

Ese día hubo una pequeña decepción porque fue cancelada la presentación de Saxon. Los británicos se bajaron del festival por las afecciones de salud de Biff Byford, su vocalista. Sin embargo, la presencia de más leyendas apaciguó un poco la tristeza.

Stratovarius marcó uno de los puntos altos. Los de Finlandia, con su power metal, hicieron gritar a cientos con himnos como ‘Paradise’, ‘4000 Rainy Nights’, la infaltable ‘Black Diamond’ y la siempre pedida ‘Hunting High and Low’.

(Lea también: Def Leppard y Mötley Crüe, en Bogotá: precios, fecha y lugar para el legendario concierto)

Desde Estados Unidos se presentaron W.A.S.P., para los amantes del heavy, y Testament, que le dio su espacio, de nuevo, al thrash metal.

La cuota europea retomó con los polacos de Behemoth y sus letras oscuras. También estuvo, desde Alemania, Accept, que tocó de manera casi que profética ‘Pandemic’ —meses antes del encierro por la crisis sanitaria— y cerró su ‘show’ con la histórica ‘Balls to the Wall’.

El epílogo estuvo a cargo de los dueños del cartel. Slipknot se lució, y con un espectáculo lleno de teatralidad interpretó ‘People = Shit’, ‘Before I Forget’, ‘The Heretic Anthem’, ‘The Devil in I’, ‘Duality’, entre otras.

Después del ‘encore’, cantaron ‘Spit It Out’ y ‘Surfacing’, que —junto a mucha pirotecnia y juegos visuales— cerraron la segunda versión del Knotfest en Bogotá. ¿Qué tal estará el tercero?

Leer todo el artículo