Angelina Jolie contrató a un sicario para que acabara con su vida

1 dia ago 3

Como si se tratara del capítulo final de ‘Sin tetas no hay paraiso’, historia en la que su protagonista contrata a un asesino a sueldo para que acabe con ella, Angelina Jolie intentó hacer lo mismo.

La actriz contó durante una entrevista que, desde muy joven y especialmente al inicio de su carrera, la perseguían pensamientos negativos que la motivaban a hacerse daño. Es así como una secuencia de eventos, algo traumáticos, la llevaron a tomar una trágica decisión: acabar con su vida.

(Vea también: Angelina Jolie y Brad Pitt: se conoció la causa de su divorcio)

“Por alguna razón, el ritual de hacerme daño y sentir el dolor, me hacía sentir viva, sentir algún tipo de liberación, fue de alguna manera terapéutico para mí”, expresó la artista a la revista The Face.

Esta situación llevó a Jolie a recurrir a las drogas cuando tenía 20 años, probando “casi todas las sustancias posibles”, siendo la heroína su vicio preferido.

El día que Angelina Jolie buscó a un sicario

Asimismo, la mujer confesó que intentó quitarse la vida por primera vez cuando tenía 19 años, pero cuando tenía 22, ideó lo que creía era un plan genial para escapar del mundo y de todo su estrés.

“Esto va a parecer una locura, pero hubo un momento en que iba a contratar a alguien para que me matara. Si yo acaba con mi vida, venía toda la culpa de las personas que me rodean pensando que podrían haber hecho algo”, agregó Jolie. “Cuando alguien es asesinado, nadie asume algún tipo de culpabilidad”.

En cuanto al hecho de contratar a un asesino a sueldo, la actriz indicó que no están difícil, y que por poco logra su cometido.

Lee También

“Mi solución fue que, si alguien más me hubiera quitado la vida, como en un ‘robo’, entonces sería un asesinato y nadie sentiría que me había defraudado”, expresó.

Jolie, incluso, llegó a contratar al asesino. Sin embargo, sorprendentemente, él la convenció de seguir viviendo.

“Era una persona lo suficientemente decente y me preguntó si podía pensarlo y volver a llamarlo en dos meses”, explicó. “Algo cambió en mi vida y pensé que aguantaría”, concluyó.

Leer todo el artículo